mauricio-060714.jpg

En la actualidad, sobran los motivos para querer invertir en Mauricio. Hace ya años que esta isla se ha convertido en un santuario para las inversiones extranjeras. Para empezar, tiene un gobierno estable, con reglas económicas claras y transparencia política y económica. Combina un clima seguro para los negocios con un estilo de vida atractivo y ha logrado uno de los crecimientos más rápidos del África subsahariana. Son numerosos los casos de inversores que viven el “sueño Mauricio”. Por algo se conoce a la isla como la “Suiza del Océano Índico”.

Algunas de las razones del éxito de Mauricio son las siguientes:

1.- Un sistema impositivo sumamente favorable para las inversiones, con leyes favorables a las inversiones extranjeras y locales por igual.
2. Políticas económicas y sociales duraderas, lo que otorga seguridad jurídica. La estructura política se asemeja a la del parlamento británico y cuenta con una prensa independiente realmente confiable..
3. Una economía basada en el libre comercio. El Wall Street Journal la consideró como octava en el año 2013 entre las naciones donde prevalece la libertad económica, antes que los Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, etc.
4. Respeto por los capitales y los tratados multilaterales sobre tributación. Todo en aras de proteger a los inversores. Mauricio firmó decenas de tratados para evitar la doble tributación.
5. Mano de obra calificada, fruto del alto grado de instrucción de la población de la isla.
6. Una posición geográfica privilegiada, en el Océano Índico, a mitad de camino entre el sudeste asiático y África y con acceso a las rutas hacia Europa y los EEUU.
7. Zonas francas y puertos libres, para los productos que sean re-exportables, medida tomada en 1992 que complementa a todas las anteriores.

Vía: PR News Wire
Imagen: La Balsie Marina